Qué son los Metales Pesados?

Formas de Contaminación o Consumo.

Más Info: Analítica S.A
Los metales pesados son considerados metales tóxicos para los seres vivos, pudiendo causar grandes daños en el organismo dependiendo de la concentración a la cual se está expuesto. Los metales pesados o tóxicos más comúnmente encontrados son el Plomo, el Cadmio, el Arsénico y el Mercurio.

Fuentes de Contaminación

Los metales pesados se encuentran en forma natural en la corteza terrestre. Estos se pueden convertir en contaminantes si su distribución en el ambiente se altera mediante actividades humanas. En general esto puede ocurrir durante la extracción minera, el refinamiento de productos mineros o por la liberación al ambiente de efluentes industriales y emisiones vehiculares. Además, la inadecuada disposición de residuos metálicos también ha ocasionado la contaminación del suelo, agua superficial y subterránea y de ambientes acuáticos.

Tanto las fuentes naturales como antropogénicas pueden contribuir importantemente a la emisión de elementos metálicos a la atmósfera. Cabe señalar que al comparar las emisiones globales, la emisión de elementos como selenio, mercurio y manganeso se realizan en su mayoría por fuentes naturales; sin embargo, en el plano regional las fuentes antropogénicas pueden contribuir de manera importante y estos metales se convierten en contaminantes en la escala local

Forma de Contaminación o Consumo

Mercurio

La ingestión de alimentos contaminados (sobre todo pescado) representa el mayor riesgo de intoxicación por mercurio, debido a su biotransformación y magnificación biológica a través de la cadena trófica, mientras que la baja solubilidad del mercurio en agua reduce los riesgos derivados de la ingestión de agua contaminada.

Plomo

Las intoxicaciones ocasionadas por plomo, conocidas desde la antigüedad, se han debido al consumo de bebidas contaminadas por este metal, principalmente de fabricación clandestina, como el vino. Más común, sobre todo en países en desarrollo, es la intoxicación provocada por el consumo de alimentos preparados o almacenados en recipientes de barro vidriado de los cuales se desprende plomo.

Agua contaminada caracterizada por su pH entre 1,7 y 2,5 (muy ácido), con alto contenido en metales pesados: cobre, cadmio y plomo.

En las zonas urbanas con intenso tráfico vehicular, la principal fuente de exposición al plomo resulta de la inhalación de partículas extremadamente pequeñas que persisten en el aire durante algunas semanas antes de sedimentarse y que son emitidas por los autotransportes que consumen gasolinas que contienen tetraetilo de plomo. Se ha visto que el plomo es el principal contaminante metálico en la atmósfera. En los países en los cuales se han empleado pinturas de interiores conteniendo óxidos de plomo, es común la intoxicación de niños al ingerir la pintura descascarada.

Cadmio

La población abierta se expone a él principalmente a través de la cadena alimenticia, aunque también por el consumo de tabaco contaminado con cadmio presente en los fertilizantes fosfatados. El cadmio se acumula en el organismo humano, fundamentalmente en los riñones, causando hipertensión arterial. La absorción pulmonar es mayor que la intestinal, por lo cual, el riesgo es mayor cuando el cadmio es aspirado.

Control de los Metales Pesados

El control de los metales pesados en las diferentes matrices, como: agua, alimentos, cueros, baterías entre otros, se realiza por medio de análisis específicos y por varios tipos de tecnologías y metodologías analíticas, entre ellas una de las más utilizadas por su sensibilidad y precisión es la espectrofotometría de Absorción Atómica (AAS).

En Analítica S.A. ofrecemos el servicio de detección y cuantificación de metales pesados en diferentes matrices a fin de dar un resultado preciso y exacto de la presencia y cantidad de éstos elementos y así dar confianza al cliente de la seguridad del producto que ofrece al mercado.